Un vistazo fugaz a la vida de Carl Sagan

“Somos polvo de estrellas…”

Astrónomo, cosmólogo, astrofísico  y escritor, Carl Edward Sagan nació el 9 de noviembre de 1934 en el seno de una familia ucraniana refugiada en Brooklin, Nueva York.  De sus padres recibió apoyo incondicional ante su fascinación por el universo y todo lo que habita en él; al no poder responder todos los cuestionamientos del “niño Sagan”, obsequiaban a su hijo libros y objetos curiosos que tuvieran que ver con la astronomía y la naturaleza.

A la edad de cinco años, su madre le proporcionó un carnet para poder ingresar a la biblioteca, y aunque parezca increíble, Carl lo utilizaba fervientemente. El primer libro que consultó, fue uno que tenía como tema central “El sol”, y el resto, es historia.

Sus estudios universitarios fueron en la facultad de Chicago y como era de esperarse, se doctoró en astrofísica. Estudió los orígenes de los organismos y contribuyó a la constitución de la “exobiología”, que es la búsqueda de vida extraterrestre como disciplina científica.

Fue profesor en importantes casas de estudios como Harvard, el observatorio astrofísico Smithsoniano y director del Laboratorio para Estudios Planetarios de la Universidad de Cornell. También participó como consultor de la NASA en la década de los cincuentas y fue parte de proyectos espaciales como el “Marines, Viking, Voyager y Galileo”. Fue instructor en el programa Apolo y ayudó a descifrar las altas temperaturas de Venus al emplear las teorías del efecto invernadero.

También incursionó en el mundo de la literatura con libros de divulgación científica como Los dragones del edén, con el que ganó un premio Pulitzer, Especulaciones sobre la evolución de la inteligencia humana, El cerebro de broca, El cometa y dos más muy significativos en su carrera: Cosmos, basado en la importante serie televisiva ochentera que él mismo produjo, en donde se abordaban temas sobre el origen del universo y la simpleza de la vida cotidiana, acompañada de intrigantes filosofías e imágenes cautivadoras; y Contacto, fascinante novela que se publicó en 1985 y que fue llevada a la pantalla grande en 1997 protagonizada por Jodie Foster y Matthew McConauguey.

A lo largo de su vida recibió importantes condecoraciones por su ardua labor como comunicador de la ciencia y la cultura. Se le considera uno de los científicos más carismáticos e influyentes gracias a su capacidad de transmitir ideas de una manera simple pero sin ausencia de rigor.

Carl Sagan representa una importante figura en la cultura contemporánea y no solo en el ámbito científico, sino también dentro de la cultura popular gracias a su peculiar manera de percibir la vida y compartirlo a través de importantes ideologías.

Vuelve a las estrellas el 20 de diciembre de 1996 a causa de una neumonía, dejando tras de sí, una maravillosa estela digna de contemplar para poder aprender y sobre todo, comprender, grandes enigmas de nuestro paso por el universo.