The Marías, un sueño psicodélico

 

Fotografía: Yana Yatsuk

Texto: Lizzy Zubieta

 

The Marías es una banda pasional y atractiva que cautiva desde el primer momento en el que su lounge psicodélico invade tus oídos. Ofrecer tracks por el simple hecho de ser músicos no es su principal oferta, sino despertar los sentidos de quien los escucha y así lograr un escape de la realidad, una huida a los años setenta por ejemplo.

La realidad es que el arrebato, la sensualidad y el romanticismo traspasaron la relación sentimental de María Zardoya y Josh Conway, líderes de la agrupación, y lo imprimieron en cada segundo y cada palabra de lo que ahora representa su primer trabajo de estudio, Superclean Vol. I.

Ellos se conocieron hace algunos años cuando Zardoya se instalaba en Los Ángeles proveniente de Atlanta y presentaba su proyecto jazzista en el Kibitz Room, donde Conway se encargaba de la producción del sonido. Él le ofreció grabar algunas canciones, ella aceptó… se enamoraron y ahora existe una de las mejores propuestas musicales que se han presentado en la actualidad dentro de la escena independiente.

Después de tres años y medio de producción discográfica y de gran acercamiento e intimidad, su primer EP llegó con gran ímpetu pasional implícito; las emociones fuertes jamás son fáciles de ocultar. El desarrollo del álbum se llevó a cabo en su hogar dentro de su estudio personal, en el que Josh recuerda haber pasado muchísimas horas grabando y creando, incluso estando desnudos.

Después, la caja mágica se abrió y el primer destello en manifestarse fue “I dont know you” (junio 2017). Tan solo tres minutos y 29 segundos fueron suficientes para aprisionar a un sinfín de nuevos seguidores que apreciaron cada detalle técnico y sentimental que se imprime en el single, sin mencionar la estética del videoclip y el mar de emociones y posibles escenarios que se disparan cuando resuenan los primeros acordes.

Escuchar a The Marías es como tener sexo en los años setentas, según su propia definición. La combinación de jazz, funk, lounge y psicodelia vuelven a su descripción en una posibilidad tentadora, esto sin mencionar la encantadora tesitura vocal que posee María. La aleación de estos elementos, existiendo al mismo tiempo, es en efecto un viaje en el tiempo que te sume en un sueño añejo que evoca a un frío atardecer en la habitación de alguna alejada colina, con la ciudad a tus pies, sábanas de satén frente a una chimenea y la embriaguez que produce el enamoramiento. Justo el escape perfecto que la banda deseaba ofrecer a sus seguidores.

“I dont know you” representó un éxito sorpresivo para los angelinos, pues luego de haber triunfado en los servicios de streaming, lograron ser transmitidos en la KCRW, una de las radiofusoras más importantes de L.A, lo que de igual manera ayudó bastante para que más personas se sumieran en el placer auditivo que ofrece su debut en el que una lírica tormentosa resalta ante el gran contraste musical que se desenvuelve entre líneas armónicas y ritmos cadentes impresos de un dueto vocal cautivador.

La banda encendió la mecha musical y se refugió en su guarida sin dejar rastro alguno, lo que parece haber sido una estrategia que volvió loco a su público, quienes estaban sedientos por más pero no fue hasta el mes de octubre cuando reaparecieron con “Déjate llevar”, segundo sencillo por demás encantador y en el que las raíces españolas y puertorriqueñas de María salen a flote.

Y mientras se daban los toques finales a su EP, The Marías se paseaba por los circuitos under de Los Angeles compartiendo escenario con Vanessa Zamora, Marian Ruzzi y recientemente, abriendo para Carla Morrison, hasta que finalmente Superclean Vol. I llegó para apaciguar a todos aquellos que desesperados pedían un poco más de aquel elixir que aturdía bajo su encanto vintage.

El futuro panorama de la banda casi puede predecirse y no solo por la respuesta del público, sino por su talento y  originalidad que muestra una nueva perspectiva de la industria emergente. Aquello que comenzó como una colaboración profesional, culminó en un intenso y pasional amor que se mece a ritmos de ensueño dictados por la vehemencia del jazz y la suavidad de los versos cariñosos y comprometidos. Escuchar a The Marías es como… estar en un autocinema a mitad de la década de los setentas y disfrutar de un romance auditivo.

www.themarias.us