Producto de la inclemencia, llega “Muta Padre” de Ray Coyote

El enigmático arte del álbum proviene de la creatividad de Christian Poire.

 

El rock no se trata de tocar riffs aguerridos, vestir de forma irreverente y beber alcohol cada noche. El rock es sobre derribar barreras, apasionarse y expresar lo que pensamos, hacer lo que amamos con un fiel propósito cubriéndonos la espalda… Ray Coyote comprendió la lección.

Los tapatíos se mantienen activos con dos EPs (Ray Coyote y Canis Latrans) además del magistral Colmillo, primer LP lanzado en el 2016 y que los ha consagrado de a poco en la escena independiente.

Con apenas seis años dentro de la industria, la agrupación casi puede equipararse con sus contemporáneos pues cuentan con una excelente calidad en cada componente que integra a la banda. Esto los ha llevado a presentarse en diversos estados de la República además de haber sido parte del Revolution Fest 2017, esto, antes de abrir la presentación del nuevo álbum de Cuca el pasado 9 de junio.

Ahora presentan Muta Padre, su nueva producción discográfica que alberga seis temas alucinantes de rock puro en donde la esencia no ha mermado, por el contrario, conforme los coyotes avanzan mejor es su sonido. Fue producido por la banda en Temple Of The Brands y masterizado por Seiji Hino y Kenji Hino en SL studio.

El viaje inicia con “Apa” una intensa balada que es dictada por el corazón y que como es costumbre, la lírica se desprende de convencionalismos y adopta un lenguaje perfecto. Después con “Todos los Santos”, parece que hacemos un viaje a los noventas, todo suena un poco grunge mientras que en “Sant Punk” la locura del ska se desata acompañando a una letra libre e irreverente.

Con “R. Derrumbe” baja el ritmo pero no la potencia y honestidad, pues fluimos con un tema que habla sobre la situación actual en la sociedad con verdades que avergüenzan. El viaje termina con “Translating Tesla” y “Piscis Isósceles”, sinónimos de magnificencia pura.

La voz de Pablo Barba posee una tesitura incomparable que define perfectamente la identidad de la banda y se acopla impecablemente al trabajo de  Luis Romero y Diego Orozco, encargados de los estruendosos riffs y de la poderosa dupla que conforman Rafael Anaya en el bajo y Alejandro Velasco en la batería.

Muta Padre es un álbum que sigue demostrando de qué está hecho Ray Coyote, que aunque puede reinventarse, mantiene viva la chispa que lo inició. Un disco que sigue poniendo en alto nuestra cultura al ser integrado por principios de nuestra mexicanidad, entrelazados en sentimientos como el agradecimiento, el inconformismo y el amor.