Manu García en el Vivian Blumenthal

Desde la mitad de los años noventa, el ingenioso estilo del chileno Manu García ha estado presente manifestado en un monstruo sonoro que se reinventa constantemente averiguando cómo la conjunción de ritmos y fusión de culturas le otorga una identidad prismática.

A través de seis álbumes ha dado cabida a géneros como el folk, country, electrónica y rock, en donde ha explorado el lenguaje antiguo para traerlo al presente popular y generar una lírica exquisita con mensajes contundentes que expongan tópicos completamente relevantes como la percepción del hombre ante el universo.

Lo más curioso y atrayente es que el cantautor se preparó profesionalmente en la Pedagogía en Historia y Geografía, para así poder “educar su espíritu y nutrir la respuesta a sus interrogantes”, según sus propias palabras, lo que utilizó exclusivamente para la creación de sus canciones, las cuales acompaña con la melodía de su guitarra, instrumento que aprendió a tocar desde los trece años.

Bajo la inspiración de escritores como Edgar Allan Poe, Octavio Paz o Neruda, la propuesta de Manuel se acerca a las nuevas generaciones a manera de completar su panorama sin la necesidad de aconsejar, solo de compartir para que aquellos que se encuentren con su música experimenten la libertad de propagar sus propios mensajes.

Este fusionador de culturas regresa a Guadalajara para presentar a su público su más reciente producción discográfica: Harmony Lane, en donde explora al lado de importantes músicos la conexión que surge entre las músicas de Chile y Estados Unidos. A lo largo de catorce temas, García comparte con Starkey, Lawrry y el baterista Don Plowman una vibra entrañable que se basa en la simpleza de lo relevante en la vida, lo que agrega una textura y color inigualable que se funde en temas que relatan aventuras en la carretera, por ejemplo.

La cita es esta noche en el Teatro Vivian Blumenthal en punto de las 21:00 horas.