Las hermosas ‘ruinas’ de Grizzly Bear

En 2002 en la hermosa ciudad de Nueva York, Ed Droste jugaba en un proyecto solista al que fue agregando piezas para en el 2005, tener una banda completa llamada Grizzly Bear (dato curioso: Droste la nombra así por el apodo de un ex-novio suyo). Ya con roster completo, esta banda enfocada a melodías vocales basadas en musicalización electrónica y folk, comenzó a ganar notoriedad y adeptos como el cineasta Derek Cianfrance que usó su música en su exitosa película del 2010 Blue Valentine.

La banda conformada por el ya mencionado Droste, Daniel Rossen, Chis Taylor y el baterista que lleva un apellido más que adecuado para la banda Christopher Bear, se dieron a conocer con su proyecto experimental especialmente por su  sencillo “Two Weeks” muy popular en el verano de 2009.

Pero del comienzo a la fecha, la banda ha hecho muchos cambios. De su último disco Shields (2012) a su nueva producción del 2017 Painted Ruins la agrupación ya no se ubica mayormente en Nueva York, sino en Los Ángeles. El trabajo nuevo fue producido por Taylor, uno de los miembros de la banda con espíritu cien por ciento indie, puesto que lo grabaron por completo mediante sus propios medios antes de ofrecerlo a la disquera RCA para su distribución.

El resultado es fenomenal. Painted Ruins, que acaba de ser lanzado el pasado 18 de agosto, es un disco que vuelve a las bases del proyecto original de Droste, con un álbum que resulta fluido y relajante y que con el trabajo musical en cada canción, resulta en verdad algo bello que no tiene muchos sonidos similares en la música actual. Un proyecto que destila serenidad y que tiene incluso posee toques “naturales” en sus letras que permiten que el coro de voces formado por los cuatro miembros, sea un instrumento que realza y llama la atención por completo.

Lanzaron varios teasers en Youtube para que los fans se prepararan para su regreso y lanzaron cuatro sencillos desde entonces: “Three Rings”, “Mourning Sound”, “Four Cypresses” y “Neighbors”, el primero de estos con un sonido y videoclip promocional cargado con mucho gusto psicodélico, mientras que “Mourning Sound” tiene un arte audiovisual maravilloso y divertido centrado en la liberación femenil protagonizado por la actriz Clemence Poesy.

La banda tiene planeada una gira promocional que ya cruzó el escenario del “The Late Show with Stephen Colbert” y que tendrá una parada en México en el festival Corona Capital en noviembre de este año.

Ya disponible a la venta y en servicios de streaming musical, Painted Ruins es ese álbum que engendra alegría, relajación y belleza, unas ruinas que al ser pintadas vuelven un poco a su estado original.