Atomic Blonde, una explosión de acción audiovisual

El cine de acción muchas veces es ignorado, infravalorado e inequívocamente dejado de lado a la hora de elogiar la temporada de películas de verano que valen la pena ser recordadas para la posteridad. Sin embargo se puede considerar que en el 2017 el novato director David Leitch y la polifacética actriz  sudafricana Charlize Theron han hecho una joya que puede quedar grabada en la mente de muchos adeptos al cine alrededor del mundo.

Atomic Blonde es una película que resultó de la adaptación de la novela gráfica “The Coldest City” de Antony Johnston y tiene múltiples elementos que valen la pena de ser valorados. De entrada la trama es muy interesante, una historia de una espía del MI& británico llamada Lorraine Broughton (encarnada magistralmente por Theron) es convocada por la cúpula de su organización para ir al Berlín caótico de los tiempos de la caída del muro para recuperar una lista que compromete información valiosa de espías y contra-espías que pudiera aumentar la presión en la ya casi terminada guerra fría.

Esta ganadora del Óscar con el film Monster, se robó las cámaras en la última adaptación de Mad Max además de haberse ganado el respeto de todo el mundo con cantidad de papeles fascinantes en su trayectoria. Pero en esta película en especial, representa a una espía llena de recursos y que a mano limpia, puede ser bastante fatal y sexy. Guía a un elenco complementario con grandes nombres como James McAvoy, Toby Jones, John Goodman, Sofia Boutella entre otros.

Atomic Blonde (2017)
Charlize Theron

El director Leitch es un novato que ha iniciado su carrera por la puerta grande, tiene en su historial el haber trabajado como doble de acción en más de ochenta películas y por lo tanto conoce lo importancia de realizar escenas de acción realistas, lo cual ha hecho a la perfección. Con tomas brutales y sutiles, con escenas en ocasiones de más de diez minutos de golpes, balas, autos, cristales rotos y muchos sobresaltos y con una cámara que hace enfoques brillantes, giros y que a la vez respeta con una belleza extrema, gamas de colores necesarios para situar la película en su lugar, tiempo y en la misma adaptación de la novela en la que se basó esta película.

Como si no fuera suficiente, el soundtrack es maravilloso, ubicado en la época y el sitio correcto con temas emblemáticos como “99 Luftballons” de Nena, “Behind The Wheel” de Depeche Mode, “Blue Monday” de New Order, “Father Figure” de Geroge Michael, “Cat People” de David Bowie, “Major Tom” de Peter Schilling, “Der Kommissar” de Falco y varias más que se adaptan excelentemente a las escenas en que fueron requeridas y que a la vez son ochenteras, como la época en que se basa la película y por si fuera poco llenan tan bien las escenas de acción, que dan ganas de golpear y bailar con ellas.

Hasta el momento las críticas y la taquilla han sido un éxito. Ha sido  considerada como una película de acción muy bien lograda, con grandes actuaciones, divertida y con excelentes puntadas artísticas.

Atomic Blonde. 2017. David Leitch. Alemania, Suecia, Estados Unidos. 87Eleven, Closed on Mondays Entertainment, Denver and Delilah Productions.