Arcade Fire enciende Guadalajara

Fotografía: Publimetro

Un escenario en forma de ring de boxeo, una bola disco que iluminaba todo el lugar y dos enormes pantallas rectangulares adornaban la Arena VFG y todo tenía un porqué: Arcade Fire regresaba a tierras tapatías después de siete años de ausencia.

La cita fue pactada desde meses atrás, cuando la banda confirmaba tres fechas en nuestro país para su gira “Infinite Content” en Latinoamérica y así fue como el pasado 2 de diciembre los canadienses regresarían a Guadalajara.

Bomba estéreo fueron los encargados de darnos un pequeño calentamiento previo a lo que nos esperaba en un par de horas, con un set que puso a bailar a varios. Los colombianos, serán los encargados de abrir todas las fechas en su Tour por América Latina.

Poco antes de las las 21:00 hrs. todas las luces se apagaron y de la nada vimos subir a un Chumel Torres vestido de traje y moño recreando a un presentador de lucha libre: “Damas y caballeros, esta noche lucharan de dos a tres caídas…  ganadores de varios premios gramys, etc. Con ustedes Arcade Fire”,  gritó emocionado.

Y cómo no estarlo, estos largos años de espera valdrían la pena. Los originarios de Montreal subieron al ring para tocar el primer sencillo de su nuevo disco “Everething Now” el cual lleva el mismo nombre, de ahí le siguieron “Haiti”, “Here comes the night time”, “No cars go”.

Uno de los momentos más emotivos fue la sorpresa que varios veíamos venir… un mariachi que entraba al escenario para interpretar una de sus canciones más conmovedoras “Ocean of noise”, acto que de seguro erizó la piel a más de uno.

En todo momento tanto Win Buttler y Reggine, así como los otros integrantes de la banda, estaban pendientes de su público, se bajaban a cantar y en dos ocasiones se subieron a las gradas. Incluso Win tomó el celular de un fan y empezó a grabarse mientras cantaba “Reflektor”. También se dieron el tiempo de darnos unas palabras en español explicándonos que una parte de la ganancia de los boletos sería donada a los afectados por el temblor del pasado mes de septiembre.

Con “Neigborhood #3 (Power out)” la banda se despedía agradeciendo al  público por un espectáculo inolvidable “Muchas gracias Guadalajara” y los canadienses desaparecieron del escenario. Cinco minutos después regresaron para interpretar las últimas tres canciones de la noche “We dont deserve love” “Everything now (Continued)” y el himno por excelencia de la banda “Wake up”, en el cual los mariachis fueron invitados a tocar de nueva cuenta.

Al terminar la canción, todos los integrantes bajaron del escenario y saludaron de mano a los afortunados de primera fila, mientras uno a uno se marchaban. El mariachi seguía interpretando con violines y trompetas su más famoso tema.

Por más de dos horas, los Arcade Fire nos obsequiaron un espectáculo que quedará guardado en la memoria de los que tuvimos la oportunidad de presenciarlo, esperando que esta vez no tarden más de siete años en volver a nuestra ciudad.

Deja un comentario